28/5/15

Lazos y Letras: Carmilla, la mujer vampiro


Por fin pude participar en una de las lecturas de Lazos y Letras, que con el máster no tuve tiempo, pero no podía haber empezado con una mejor lectura: Carmilla, la mujer vampiro.

No es un secreto que me encantan los libros y películas que tienen que ver con estos seres de fantasía, por lo que en mi cumpleaños del año pasado, Max me regalo el libro.

Carmilla, la mujer vampiro, es un relato corto escrito por J. Sheridan Le Fanu, esta obra fue la primera en la que aparecía lo que se conoce como el vampiro moderno, el vampiro como no muerto y con una gran sensualidad para atraer a sus víctimas, que las seduce para poder conseguir chuparles la sangre. De hecho, Brahm Stoker se basó en este libro para escribir su obra, Drácula. Si os fijáis hay mucha similitud entre el conde Drácula y Carmilla (Millarca, Condesa de Karstein).

La historia comienza cuando Laura, la protagonista y narradora, nos cuenta un recuerdo suyo de cuando tenía 6 años, en el que una noche se despertó porque sintió la presencia de alguien más en su habitación al sentir como si le clavasen dos alfileres en el cuello, tras lo cual descubre a una mujer en su habitación. La historia sigue teniendo ella ya 18 años, y cuenta su solitaria vida en un castillo de Estiria, con su padre y algunos criados del castillo. Pero un día esto cambia, cuando su padre acoge a otra joven de una edad similar, Carmilla, después de que el carruaje de esta sufriera un accidente. Para sorpresa de Laura, la muchacha es idéntica a la que había visto cuando tenía 6 años. A partir de ese momento, a pesar de los sentimientos encontrados de Laura, entre la fascinación y la repulsión, se convierten en grandes "amigas".
Desgraciadamente, una especie de plaga parece estar asolando la región y acabando con la vida de muchas mujéres jóvenes, que mueren tras haber tenido "alucionaciones" durante días. Al cabo de un tiempo esto empieza a pasarle a Laura. Su padre preocupado, decide buscar el consejo de varios médicos, de los cuales uno le dice que el mal de su hija es que está siendo visitada por un vampiro. Tras enterarse de esto, con la ayuda de un noble vecino empieza a investigar y a buscar la tumba del vampiro para darle caza y acabar con él. Por suerte para Laura, esta empresa resulta tener éxito, salvándose así su vida.

La historia es cortita, pero muy amena, de hecho me la leí dos veces de un tirón. Si os gusta el tema de los vampiros es un relato que no podéis dejar pasar ^^.