15/6/15

Más de "El Lolita ya no es lo que era"

Últimamente estoy viendo muchas entradas sobre que el Lolita no es lo que era, y admito que suelo ser una persona bastante pesimista, pero en cuanto al Lolita me siento optimista ( y no, no me he vuelto loca).

Llevo unos 8 años en el Lolita (más o menos año arriba año abajo, porque contar el tiempo que llevo me parece una tontería) y me doy cuenta de que a estas alturas no es lo mismo que era antes. Pero hay cosas buenas y cosas malas en ese cambio.

Cuando yo empecé, el Lolita empezaba a extenderse por España, a penas había información sobre el tema, y de la poca que había, bastante no era información fiable, ya que muchas veces lo que nos llegaba de Japón se distorsionaba por el camino. Era muy difícil conseguir ropa, ya que prácticamente el mercado internacional no existía, había que usar intermediarios, que te cobraban un ojo de la cara, porque por aquel entonces tampoco abundaban. ¡Ahhh, qué tiempos aquellos en los que había que pedir a Bodyline con intermediario!.

Por aquella época, el estar ilusionado estaba a la orden del día, todo era nuevo y maravilloso, cada pequeña cosa que encontrabas relacionada con el Lolita era grandioso: buena información, una tienda, personas que compartían tus gustos....

Y creo que esta frase que Dahlia Black compartió en este post: "El Lolita ya no es lo que era" es muy adecuada para el Lolita:

"La fé es como un vaso de agua: cuando eres joven el vaso es pequeño, es fácil de llenar; y cuando vas creciendo el vaso se hace más grande y la misma cantidad de agua ya no lo llena, pero contínuamente hay que ir rellenándolo"
Dogma, 1999

En el post, Dahlia Black, aplica esta frase al Lolita de manera muy acertada, lo que nos gustaba y nos ilusionaba hace tanto tiempo no tiene porque gustarnos y llenarnos de la misma manera ahora. Es normal cambiar con los años, y hay dos posibilidades, que adaptes el Lolita a ti a lo largo de los años (considero que nunca debe ser al revés, que tú te adaptes al Lolita) o que si ya no te llena o te hace feliz como debería dejarlo atrás. Esto es algo muy personal y va a depender de cada uno. Creo que está en nuestras propias manos no llega a desilusionarnos , buscando experiencias nuevas, y si hace falta hacer cambios en cómo estamos haciendo las cosas. Cómo muchas lolitas, yo también he tenido crisis sobre si dejarlo o no, pero he aprendido que quejarse es muy fácil, pero que no te lleva a ningún lado. Que si quieres que las cosas cambien, tienes que poner de tu parte.

Tenemos que ser realistas en que en el Lolita siempre ha habido personas que se han quedado con la parte más superficial, sólo con la ropa y se lo han tomado como una simple moda. Siempre las ha habido y siempre las habrá, es así y eso no lo vamos a poder cambiar, y vamos a tener que aceptarlo y ser más tolerantes al respecto, porque es cómo esas personas quieren vivir sus vidas. Normalmente esas personas suelen acabar dejando el Lolita ya sea más tarde o más temprano, precisamente porque sólo lo ven como una moda. Simplemente creo que esto es más llamativo ahora porque hay mucho más mercado internacional de ropa, ya sea brand, indie.... y porque con las redes sociales todo es mucho más visible. Pero que no es algo que no existiese al principio.

Y luego están las lolitas que lo ven como algo más, cómo una subcultura. Pero aquí ya es algo muy personal de cada uno, y de hecho creo que es algo maravilloso que para cada una tenga un sentido y una importancia distinta. Sí, el Lolita nació en Japón, en un momento en el que las mujeres querían rebelarse contra el rol que tenían en la sociedad y que les imponían los hombres, crecer y prepararse prácticamente sólo para casarse, llevar la casa y criar a los hijos. Pero yo no he crecido ni vivido así, así que no me puedo identificar con esa parte, para mí el Lolita nunca ha sido una manera de rebelarme, si no una manera de libre expresión y de libertad, para hacer las cosas que me apetecían según las sentía y siento a día de hoy. Además de que el Lolita me ha llevado a querer aprender habilidades nuevas, a disfrutar del arte de muchas maneras, y me ha hecho cambiar, porque sin él no habría conocidos a dos personas muy importantes en mi vida que me impulsan a esforzarme por ser mejor persona cada día (es un camino difícil y largo, pero lo emprendo con ganas porque tengo a esas dos personas apoyándome para conseguirlo, y es algo por lo que me siento agradecida todos los días). Y así como lo veo yo, sé que hay muchas más lolitas, con su visión particular, tirando del Lolita, como algo más que simple ropa.

A día de hoy abundan numerosos artistas en varios campos, relacionados con el Lolita, por eso y por lo que me aporta lo veo cómo una subcultura, algo más allá de la ropa. Y precisamente por eso, porque hay mucha gente detrás, dando lo mejor de sí, deberíamos centrarnos sólo en los aspectos positivos, dejando a un lado lo malo, ya que esa actitud desvirtúa el esfuerzo de toda esas personas. Y creo que se hace más aportando cada uno nuestro granito personal, porque queremos, en vez de hacer un llamamiento general, porque si la gente se siente presionada, no va a colaborar.

Hace algún tiempo había cosas que me molestaban, esas personas que veían el Lolita de manera superficial, o esas lolitas sedientas de fama (a día de hoy me inspiran lástimas, por no ser capaces de disfrutar por sí mismas de todo lo que ofrece el Lolita), todo el drama que había y sigue habiendo y habrá. Pero hacerme mala sangre con esas cosas no me llevaba a ningún lado, al contrario, sólo me aportaba insatisfacciones e infelicidad. Por lo que decidí que no quería eso más en mi vida, y soy más feliz ahora, aunque haya cosas que me sigan afectando... pero como ya he dicho, es un camino que aún tengo que recorrer. De verdad pienso que si nos centrásemos un poco más en disfrutar del Lolita a nuestra manera, en vez de estar pendientes de lo que hacen y dejan de hacer los demás, no lo veríamos  de una manera tan negativa.

También hay gente que se queja de que ya no hay aquellos grandes debates y discusiones sobre el Lolita, pero cuando llevas un tiempo en esto, hay temas que están discutidos, requetediscutidos y discutidos hasta la saciedad, por eso, salvo que sea algo nuevo no nos solemos meter, al menos a mí me pasa eso. No es que ya no haya conversaciones o temas profundos, pero hay muchos que ya se han debatido lo suficiente.

Yo intento aportar mi granito de arena con mi blog, que supongo que a muchos les parecerá superficial, pero es que no quiero meterme en temas que puedan generar más drama, que como ya dije pienso que hay mucho en el Lolita y yo no quiero sumarme a eso, por eso trato temas más "inocuos". Hasta se me había pasado por la cabeza empezar una iniciativa como el hastag #Drama free. Blogs y páginas con certificado libre de dramas... pero bueno eso son tonterías y utopías mías xD no me hagáis mucho caso (hasta me había planteado hacer un logo, pero cuando se trata del paint, photoshop y similares... soy manca xD).

Todo esto me ha llevado a aprender a disfrutar del Lolita de manera individual, con cosas que me hacen feliz a mí. Ojo, con esto no quiero decir que compartir el Lolita con otras personas y vivirlo en una comunidad sea el mal, para nada; compartir todo esto con otras personas también es algo maravilloso, pero no siempre vamos a poder disfrutarlo con otras personas por las circunstancias o motivos que sean, por eso creo que es muy importante aprender a disfrutar y seguir sintiendo ilusión por el Lolita de manera individual.

Así que para terminar sólo os puedo decir, que para mí el Lolita sigue manteniendo su esencia. Ignorad lo malo (sé que cuesta, pero también sé que podéis si os lo proponéis) y disfrutad de las cosas buenas que os aporta, que sí abrís bien los ojos y estáis receptivas, descubriréis que son muchas más de las que pensábais.